¿Por qué muchas mujeres embarazadas experimentan antojos de helado?

Durante el embarazo, muchas mujeres experimentan antojos de alimentos específicos, y uno de los más comunes es el helado. Es posible que hayas escuchado a tu amiga embarazada decir: «¡Necesito comer helado ahora mismo!» Bueno, déjame decirte que no estás sola. Muchas mujeres embarazadas sienten un deseo irresistible por el helado, incluso si antes no era un alimento que les llamara especialmente la atención.

Mujer sujetando un helado en su mano.

¿Pero por qué ocurre esto? Bueno, los antojos de helado pueden ser el resultado de varios factores. Uno de ellos es el cambio hormonal que ocurre durante el embarazo. Las hormonas pueden influir en los gustos y preferencias alimentarias, haciendo que te sientas atraída hacia ciertos sabores o texturas. Además, el helado puede proporcionar una sensación de frescura y alivio en medio de las molestias del embarazo, como la acidez estomacal o las náuseas.

Durante mi embarazo de Claudia, mi antojo por el helado era exageradamente «exagerado». Casi todos los días quería coger un poco del congelador. Por suerte, a mi pequeña Claudia no le ha salido una mancha de nacimiento con forma de tarrina de helado del Mercadona, jajaja. Uno que estaba buenísimo y ya no tienen, es el de chocolate blanco. ¿Por qué lo habrán quitado?

Bromas aparte, si quieres saber más sobre este tema y descubrir otros antojos comunes durante el embarazo, te invito a seguir leyendo el resto del artículo. ¡Descubrirás información interesante y útil para disfrutar de tu embarazo de la mejor manera posible! Así que prepárate para satisfacer tu curiosidad y adentrarte en el fascinante mundo de los antojos durante el embarazo.

¿Es malo comer helado si estoy embarazada?

El embarazo es una etapa emocionante en la vida de una mujer, pero también es un momento en el que debemos prestar especial atención a lo que comemos para garantizar la salud tanto de la madre como del bebé en desarrollo. Los helados son una tentación para muchas personas, y en la mayoría de los casos, se pueden disfrutar de manera segura durante el embarazo.

Embarazada se come una porción de pizza.¿Qué provoca los antojos de pizza durante el embarazo?

La respuesta corta es que, en la mayoría de los casos, es seguro comer helado durante el embarazo. Sin embargo, hay algunas precauciones que debes tener en cuenta.

Ingredientes a considerar:

  • Huevo crudo: Evita los helados caseros o artesanales que puedan contener huevo crudo en su preparación. El riesgo aquí es la salmonela, que puede afectar tanto a la madre como al bebé.
  • Gelato vs. helado comercial: El gelato italiano suele contener menos grasa y menos aire que el helado comercial, lo que podría ser una opción más saludable.
  • Controlar el azúcar: Los helados comerciales pueden contener azúcares agregados en cantidades considerables. Es importante no excederse en el consumo de azúcar durante el embarazo.

Opciones más saludables:

  • Helado de yogur: Opta por helados de yogur que suelen contener menos grasa y pueden ser una opción más saludable.
  • Porciones pequeñas: Controla el tamaño de las porciones para evitar el exceso de calorías y azúcar.

Si prefieres preparar tu propio helado en casa, puedes encontrar máquinas para hacer helados y moldes para paletas en Amazon que te ayudarán a crear deliciosos y saludables postres.

Recuerdo a una paciente embarazada que tenía un fuerte antojo de helado de vainilla durante su segundo trimestre. Optó por helado comercial de una marca de confianza y disfrutó de pequeñas porciones como un regalo ocasional para satisfacer su antojo sin preocupaciones. Las analíticas las tenía bien, así que podía pecar de vez en cuando.

¿Qué tipo de helado debería comer si estoy embarazada? ¿Y cuál debería evitar?

El embarazo es un período emocionante y delicado en la vida de una mujer, y las antojos son una parte común de esta experiencia. El helado puede ser un placer culpable y, en muchos casos, puedes disfrutarlo sin preocupaciones. Acompáñame mientras exploramos qué tipo de helado puedes disfrutar con seguridad y cuáles debes evitar:

Embarazada comiéndose una hamburguesa en casa.¿Por qué las hamburguesas son un antojo común entre las futuras madres durante el ...

Aquí hay algunas pautas que puedes seguir para disfrutar de helado de manera segura durante el embarazo:

  • Helado comercial de marcas confiables: Opta por helado comercial de marcas reconocidas y de confianza. Estos productos suelen ser seguros y están hechos siguiendo estrictos estándares de calidad.
  • Helado pasteurizado: Asegúrate de que el helado esté pasteurizado. Los helados pasteurizados han sido tratados térmicamente para eliminar las bacterias dañinas, lo que los hace seguros para el consumo durante el embarazo.

Algunos helados pueden contener ingredientes que deben evitarse durante el embarazo. Estos incluyen huevos crudos (por el riesgo de salmonela) y alcohol (ya que puede ser perjudicial para el feto).

Si deseas opciones más saludables, considera lo siguiente:

  • Helado de Yogur: El helado de yogur suele contener menos grasa que el helado tradicional y puede ser una alternativa más saludable.
  • Helado de frutas: Opta por helados hechos con frutas naturales. Estos helados suelen ser bajos en grasa y una opción refrescante.
  • Helados caseros: Preparar helados en casa te permite tener un mayor control sobre los ingredientes. Puedes utilizar recetas que excluyan huevos crudos y alcohol.

Durante el embarazo, es mejor evitar:

  • Helado casero con huevos crudos: Evita los helados caseros que contienen huevos crudos, ya que existe un riesgo de salmonela.
  • Helado con alcohol: Algunas variedades de helado contienen alcohol, y su consumo durante el embarazo debe evitarse. Además, he probado algunos, y están «reguleros». Casi mejor uno de chocolate blanco del Mercadona. (¡Ah, no!, que lo quitaron)
  • Helado de máquina: Los helados de máquina (Tipo McFlurry o similares), pueden no ser pasteurizados y podrían presentar un riesgo, así que verifica su procedencia.

Recuerdo a una paciente embarazada que era amante del helado y le preocupaba si podía disfrutarlo durante el embarazo. Después de aclarar las pautas de seguridad, la vi regalándose pequeños caprichos de helado ocasionalmente, ¡y su bebé estaba perfectamente sano y feliz!

¿Los cambios hormonales son los responsables de mi antojo a helado durante el embarazo?

El embarazo es un período de cambios profundos en el cuerpo de una mujer. Uno de los aspectos más notables son las fluctuaciones hormonales que ocurren para apoyar el crecimiento y desarrollo del feto. Estas alteraciones hormonales pueden influir en tus antojos alimenticios.

Bombones de chocolate con almendras.¿Por qué el chocolate con almendras es un antojo común en las mujeres embarazadas?

Los antojos durante el embarazo son comunes y varían de una mujer a otra. Algunas mujeres anhelan alimentos salados, mientras que otras desean dulces como el helado. Los cambios hormonales pueden desempeñar un papel en estos antojos:

  • Estrógeno y Progesterona: Durante el embarazo, los niveles de estrógeno y progesterona aumentan significativamente. Estas hormonas pueden influir en el gusto y el olfato, lo que puede llevar a antojos de alimentos específicos, como el helado.
  • Cambios en el metabolismo: Durante el embarazo, tu cuerpo experimenta cambios en el metabolismo y el almacenamiento de grasas. Este aumento en las necesidades calóricas puede hacer que desees alimentos más ricos y reconfortantes, como el helado.
  • Cambios emocionales: El embarazo también puede traer consigo una montaña rusa de emociones. El helado, con su dulzura y textura suave, puede proporcionar consuelo y aliviar el estrés emocional.

Si bien disfrutar de helado ocasionalmente durante el embarazo generalmente es seguro, es importante hacerlo con moderación y considerar la calidad del helado que consumes. Opta por helado comercial de marcas de confianza y evita las variedades caseras que puedan contener ingredientes riesgosos, como huevos crudos o alcohol.

Si te preocupa el consumo excesivo de helado durante el embarazo, aquí tienes algunos consejos para controlar tus antojos:

  • Moderación: No hay problema en disfrutar de un pequeño capricho de helado de vez en cuando, pero trata de no exagerar. Controla las porciones.
  • Alternativas saludables: Considera opciones más saludables, como helado de yogur o helado de frutas, que son más bajos en grasa y azúcar.
  • Mantén un equilibrio: Asegúrate de mantener una dieta equilibrada y variada que incluya una amplia gama de nutrientes esenciales para ti y tu bebé.

¡Y hasta aquí llegamos! Espero que hayas disfrutado de este breve pero interesante artículo sobre los antojos de helado durante el embarazo. Como siempre, estamos aquí para ofrecerte información útil y entretenida relacionada con la maternidad y el cuidado de los bebés.

Si te ha gustado este contenido, te animo a que lo compartas en tus redes sociales. Puede que haya otras mujeres embarazadas que también se estén preguntando por qué tienen antojos de helado y les vendría bien leer este artículo. Además, compartirlo nos ayuda a llegar a más personas y nos motiva a seguir creando contenido de calidad.

¡Muchas gracias por visitar nuestro blog y esperamos verte de nuevo muy pronto!

Embarazada pone unas hojitas de menta sobre la tarda de chocolate.¿Por qué las futuras madres a veces anhelan alimentos con sabores a menta?

Deja un comentario